martes, 16 de mayo de 2017

CRUCES DE SANTIAGO A DIRECTIVOS DE LA FEDERACION ESPAÑOLA DE LIGAS NAVALES






La Asociación de Guardias Civiles Marqués de las Amarillas, ha resuelto conceder a José Carlos Tamayo Gálvez, Presidente de la Liga Naval de Castilla la Mancha y de la Federación Española de Ligas Navales (FELAN) y  a Arturo Orea Rocha, a cargo de las Relaciones Institucionales con la Guardia Civil de la Liga Naval de Castilla la Mancha, la Gran Cruz de Caballero de Santiago y la Cruz de Caballero de Santiago respectivamente, concesión fundamentada por su compromiso en defensa de los derechos humanos y la Paz, por su apoyo incondicional a las victimas del terrorismo y a sus familiares, así como a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y muy especialmente al Benemérito Instituto de la Guardia Civil.










El salón de usos múltiples de Camaleño se quedó pequeño para albergar ayer a cientos de personas de los cuerpos de seguridad del Estado, autoridades, familiares, civiles y vecinos, en un acto homenaje a las víctimas del terrorismo, organizado por la asociación nacional de guardias civiles Marqués de las Amarrillas. Antes del homenaje tuvo lugar una misa en el monasterio de Santo Toribio, de especial significado por haber podido compartir con su Comunidad este Año Santo Lebaniego.








Después, todos se trasladaron al Ayuntamiento de Camaleño, donde en el exterior, junto a un monolito, el delegado del Gobierno, Samuel Ruiz, y Óscar Casares, alcalde de Camaleño, descubrieron una placa en recuerdo de las víctimas del terrorismo, se realizó el izado de la bandera nacional, se guardó un minuto de silencio; el sacerdote Manuel Muela dio un responso; dos componentes del GREIM de Potes hicieron la ofrenda floral de una corona de laurel, y los gaiteros lebaniegos, Leire Blanco y Esteban Dosal, interpretaron el himno nacional.


Seguidamente, en el interior del salón, se procedió a la entrega de diplomas y distinciones. Un momento especialmente emotivo del acto fue la entrega de la Gran Cruz de Caballero de Santiago a título póstumo, a José María Sánchez Melero, asturiano, asesinado por el GRAPO en Gijón en el año 1989, distinción que fue recogida por su viuda María Ángeles López, acompañada por sus hijos, Cristina y Elías. Asimismo, su viuda e hija fueron condecoradas como Damas de Santiago y su hijo, Guardia Civil, con la Cruz de Caballero. 

La segunda cruz se entregó al lebaniego Mariano González Huergo, natural de Cosgaya, asesinado por ETA en Marquina, en 1980, distinción que fue recogida por su madre, Laura Huergo, y por su hermano, Víctor González. López agradeció la distinción "por haberse acordado de los huérfanos que dejaron las personas asesinadas" y González, señaló que "ETA fue el verdugo y nosotros fuimos las víctimas. Que no se olvide la memoria y se recuerde a todos los que dieron su vida por España".
A continuación se fueron llamando a las personas que se habían hecho acreedores de  las diferentes distinciones, iniciando la entrega de Socios Honoríficos, Grandes Cruces de Santiago, Encomiendas de Santiago, Cruces de Santiago,  y Dama del Pilar, participando en esta entrega el Delegado del Gobierno en Cantabria, Delegado de Defensa, Alcalde de Camaleón, Presidente de la Asociación de Victimas del Terrorismo y otras autoridades.



José Carlos Tamayo recibió su Gran Cruz, de manos del Delegado de Defensa, Coronel de Infantería de Marina, Ilustrísimo Señor don Ignacio Yánez González  en presencia del Delegado del Gobierno y del Asesor de Presidencia de la Asociación de Guardias Civiles Marqués de las Amarillas, señor don Isidoro Herrero San Pedro, en presencia de la Vicepresidenta Primera, doña  Blanca R.  Echazarreta Luna.

A continuación, Arturo Orea Rocha, recibió su Cruz de Caballero de Santiago.



Al mediodía y tras la celebración de la Santa Misa se procedió al descubrimiento de placa en honor de las victimas y ofrenda floral, en Camaleño, al que igualmente  asistieron todos los miembros de la ligas navales federadas que decidieron  estar junto a sus compañeros homenajeados, entre los que se encontraban los Presidentes y Directivos de las Ligas Navales de Santander, Fernando Acebal Rivero, Asturias, Antonio Sabino García-González  y Galicia, Manuel Benavides Otero, así como don Jacinto García Llorente, Delegado de la Asociación de Socios de Ligas Navales en Cantabria (AESLIN), y de don Jesús García Rascón, Subdelegado de la misma asociación en Finlandia.


Tras la finalización del acto, se interpreto el himno de la Guardia Civil y el Himno Nacional, dando gritos de Viva la Guardia Civil y Viva España, que fueron fervorosamente contestados por los asistentes.

FOTO DE FAMILIA FELAN





A continuación se celebró una comida de confraternidad en el Restaurante del Teleférico de Fuente Dé.







Tras la finalización del almuerzo, se realizó una visita turística con subida al macizo central de los Picos de Europa. El teleférico salva un desnivel de 753 metros. La estación base se encuentra a 1070 metros de altitud y la base superior a 1823 metros. La capacidad de las cabinas es de 20 plazas. Alcanza en 3 minutos 40 segundos la cota de 1847 m. lo que permite un rápido acceso a la cumbre. El teleférico está compuesto de 1 tramo, con 2 secciones independientes, con un transportador en cada una de ellas, de funcionamiento independiente y con regulación de velocidad. El cable tiene una longitud de 1450 metros y las cabinas se desplazan a 10 metros por segundo. El de Fuente Dé es el más largo teleférico de Europa con tramo único.





Los miembros de la Liga Naval de Castilla la Mancha – Federación Española de Ligas Navales, recibieron todo tipo de atenciones en el Hotel Rural “Las Espedillas”, donde se alojaron durante el fin de semana; allí pudieron disfrutar de las bellezas paisajísticas que ofrece a los visitantes la comarca del Valle de  Liébana. 







OS OFRECEMOS LAS MEJORES IMAGENES DE LA JORNADA. 

JOSE CARLOS TAMAYO GALVEZ de Slidely by Slidely Slideshow